Revolución Francesa

De CHHWiki
Saltar a: navegación, buscar

De 1789 a 1799. Las crecientes dificultades financieras de los reyes absolutistas de la casa de Borbón, y el surgimiento de las ideas liberales, provocaron una violenta inestabilidad política: ante la bancarrota financiera el rey Luis XVI (1754-1793) convocó a los Estados Generales el 1 de mayo de 1789. El Tercer Estado se rehusó a aceptar el voto que le correspondía, y se organizó ilegalmente en una Asamblea Nacional Constituyente para redactar una constitución que el rey fue forzado a aceptar al final. Mientras tanto, las penurias para conseguir alimentos, aunadas a la inquietud generada por el movimiento de tropas leales al rey, hicieron que los trabajadores se rebelaran en París. El 14 de julio de 1789 ocurrió la toma de la prisión La Bastille. La Asamblea promulgó la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, abolió prerrogativas feudales y canonjías eclesiásticas, confiscando propiedades de la iglesia y reclamándolas para el estado. El clero fue obligado a jurar lealtad al nuevo orden, cosa que le había sido prohibida por el Papado. Esto condujo a desórdenes internos, al tiempo que la nobleza foránea intentó ayudar a la monarquía francesa, ocasionando varias guerras. Las masas parisinas se levantaron contra el rey, quien fue depuesto, juzgado y decapitado. Una nueva república (1792) condujo a la guerra civil y a lo que ahora se conoce como Reino del terror, época en la que, quienes ostentaban el poder, eliminaban a todos los sospechosos de oposición. La guerra, la inflación[1] y los controles de precios condujeron a la instalación de un gobierno más moderado que allanó el camino a Napoleón I (1769-1821), quien fungió como Primer Cónsul en 1799 y como emperador en 1804. En medio de todo lo anterior, el feudalismo sí fue definitivamente superado.

Ver 1) What Brought on the French Revolution?. H.A. Scott Trask; 2) A Tale of Two Revolutions. The Freeman. Robert A. Peterson


Inglés: French Revolution